24 septiembre, 2018

Cómo medir engagement en redes sociales

Una de las razones por las que nos gustan tanto las redes sociales es porque son herramientas fáciles de trabajar. Casi todas las plataformas de redes sociales vienen con cuadros de mandos útiles que disponen toda la información que necesitamos en un solo lugar.

Lo que nos falta saber es cómo leer los datos:

1) Likes y Compartidos

La métrica más simple que necesitamos seguir es el número de “me gustas” o “likes” y “compartidos” o “shares” que reciben nuestras publicaciones. La mayoría de las plataformas de redes sociales como Twitter y YouTube han copiado la característica de “Like” de Facebook, además dan la opción de compartir el contenido.

Ambas opciones dan la oportunidad de obtener una idea de cómo está funcionando nuestra publicación y ampliar el alcance de forma exponencial a medida que las personas comparten las publicaciones en sus círculos de seguidores.

2) Crecimiento de nuestro público y tasa de seguidores

Otra métrica obvia para vigilar es el número de seguidores que vamos ganando durante el último mes, semana o incluso día. Es importante prestar atención a la tasa que está obteniendo seguidores. Si es un flujo lento y poco fiable de personas que siguen nuestras cuentas, es posible que tengamos que aumentar la velocidad de publicaciones. Si, por otro lado, estamos perdiendo seguidores, deberíamos examinar lo que estamos compartiendo o lo que hemos publicado recientemente y cuestionar si necesitamos ajustar nuestra estrategia.

3) Followers

Dentro del marketing de redes sociales, es muy recomendable seguir otras cuentas que comparten intereses relacionados con nuestro negocio o temática. Pero ojo! hay que mantener un equilibrio entre el número de seguidores que tenemos frente al número de personas que nos están siguiendo.

Si tenemos 88 seguidores, pero seguimos a 300 personas, podría parecer desesperado y podría disuadir a nuestros usuarios de participar con nosotros. Es una buena idea mantener los números dentro del mismo rango.

4) Fans activos

Es genial ver el que el número de fans ha subido, pero no todos los fans son iguales. No pierdas de vista el número de fans que interactúan con tu negocio, ya sea porque comenten las publicaciones en Facebook, revisen la FanPage, hagan retweet a los tweets o cualquier otra acción.

Estos fans son defensores de nuestra marca y son significativamente más importantes que los fans que han visitado nuestra página tan sólo una vez. Interactúa con ellos y observa cómo el porcentaje de fans activos aumenta.

5) Resultados orgánicos vs. Resultados de pago

El tráfico orgánico se refiere a los clientes que obtienes a través de las publicaciones de contenido gratuito y a la comunidad social que construyes.

Paid Social o los resultados de pago, por el contrario, se refiere a los anuncios o mensajes patrocinados que estamos utilizando para tratar de alcanzar nuestros objetivos. Al ejecutar una campaña de pago por clic, es importante realizar un seguimiento del retorno de la inversión para ver si debemos volver a invertir en nuevas keywords.

6) Clics por publicación

Al compartir publicaciones de blogs o contenidos de terceros, es importante medir el número de veces que los usuarios hacen clic en los vínculos que hemos incluido. Esto nos ayuda a determinar la cantidad de tráfico que nuestros esfuerzos en redes sociales están trayendo y si necesitamos publicar aún más.

También nos muestra si nuestro contenido está alineado con el mensaje de la marca y el público objetivo al que estamos tratando de llegar.

7) Generación de leads

Aunque una gran parte del marketing de social media implica publicar y compartir contenido, lo ideal es que nuestra audiencia mire nuestras publicaciones y además se comprometa con nuestro negocio. Debemos estar rastreando el número de personas que visitan nuestro sitio desde redes sociales, así como las cuentas de redes sociales que generan la mayoría de los clientes potenciales.

8) Datos demográficos

Digamos que nuestro negocio tiene 1.000 seguidores en Twitter. Gracias a las nuevas herramientas de monitorización y análisis, podemos recopilar datos importantes sobre esos 1.000 seguidores, como edad, género, ubicación geográfica, e incluso gustos e intereses.

Esta información es crucial porque puede ayudarnos a hacernos una idea del mercado objetivo, entender lo que les interesa y, lo que es más importante, lo que quieren.

9) Menciones

Los usuarios de redes sociales pueden mencionar nuestro negocio en otros sitios web, ya sea en un blog o en sus propias cuentas personales de redes sociales. No prestar atención a lo que se están diciendo acerca de nuestro negocio podría hacernos pasar por alto una queja seria, que podría conducir generarnos una mala reputación.

Es importante responder a los comentarios, preguntas o críticas siempre que sea posible, y mantener la imagen de una empresa que se preocupa por lo que sus clientes tienen que decir.

10) Contabilizar las ganancias

En algunas industrias es prácticamente imposible atribuir ventas específicas a las redes sociales (sobre todo si el producto no se puede comprar online). Sin embargo, podemos realizar un seguimiento de los clientes potenciales.

Tal vez alguien pregunta acerca de los servicios que ofrecemos después de dar respuestas útiles en LinkedIn o Twitter, o un fan se interesa por nuestra marca y dice que tiene pensado comprar uno de nuestros productos. Ambos son posibles compradores, así que demos contarlos.

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *